Tecnología wearable: pulseras y relojes inteligentes

tecnologia wearable pulsera inteligente

Hace unos días finalizaba en Barcelona el congreso de telefonía móvil más importante a nivel internacional, Mobile World Congress (MWC), cuyo fin es conocer las novedades y las tendencias del sector. El evento deja grandes presentaciones de smartphones, pero el protagonismo lo ganaron no estos dispositivos sino los llamados wearables. En concreto, las pulseras y los relojes inteligentes.

Un elevado número de empresas apuestan por esta tecnología. Algunos ejemplos de pulseras inteligentes son las presentadas por LG, Samsung, Sony y Huawei.

La pulsera LifeBand Touch de LG destaca porque incluye auriculares, por lo que además de escuchar música permite medir desde los oídos las pulsaciones para cuantificar la actividad física.

El brazalete de silicona, intercambiable, Gear Fit de Samsung se conecta al teléfono móvil y muestra las notificaciones que lleguen al dispositivo tanto de las aplicaciones, como de correo o de llamadas. Recoge información cardíaca, de sueño y podómetro. Además, permite controlar la música que se escuche.

La Smartband de Sony ofrece diferentes funciones como alertas de sueño óptimo, de notificaciones o de distancia al teléfono móvil para evitar pérdidas; además de registrar canciones escuchadas, lugares a los que se haya ido, juegos, libros, etc. Junto a la pulsera, Sony ha desarrollado una aplicación móvil especial llamada Lifelog.

La pulsera TalkBand B1 de Huawei permite responder llamadas y recibir notificaciones. Cuenta con podómetro, sensor cardíaco, y de control óptimo de sueño.

En el caso de los relojes inteligentes, destacan los dos presentados por Samsung: Smartwatch Galaxy Gear 2 y Galaxy Gear 2 Neo. Ambos, con sistema operativo Tizen, cuentan con sensores de frecuencia cardíaca, podómetro, calculadora y sistema de mensajería, entre otras. La diferencia principal entre los dos modelos radica en que Galaxy Gear 2 incorpora una cámara de 2Mpx.

El hecho de que grandes marcas como las mencionadas se interesen por la tecnología wearable, y que las presentaciones de sus productos las hagan en grandes eventos internacionales, parece indicar que cada vez este sector tiene más importancia y que estamos ante el futuro de la tecnología de dispositivos móviles, sin olvidar que el “Internet de las Cosas” (del que hablamos ya en el blog) está cobrando forma y, con ello, más protagonismo.