Chadder, la nueva aplicación móvil de mensajería instantánea desarrollada por McAfee

Chadder

Esta semana John McAfee, el creador del antivirus McAfee, ha presentado Chadder, una aplicación móvil de mensajería instantánea que ha sido desarrollada por la compañía que en la actualidad dirige, y de la que es fundador, Future Tense Systems (FTS).

También han intervenido la joven empresa de seguridad Etransfr y el Instituto Tecnológico de Rochester, especializado en la seguridad mediante el cifrado de las comunicaciones.

La compañía FTS está especializada en el desarrollo de aplicaciones web y en la innovación móvil, empleando como pilares la seguridad y la privacidad; condiciones que han marcado la creación de Chadder, y que McAfee ha destacado como características principales y esenciales de la aplicación.

Chadder es una plataforma de mensajería sin precedente. Hemos desarrollado este sistema de seguridad junto a un extraordinario equipo de desarrolladores del prestigioso RIT (Instituto Tecnológico de Rochester). John McAfee

 

¿Cómo funciona Chadder?

Chadder permite el envío privado de mensajes al basarse en la encriptación de textos, de forma que cuando una persona envía a otra un mensaje solo esta última puede leerlo a través de un sistema de llaves que lo descifra.

Chadder mantiene la información a salvo a través de la encriptación de los mensajes. Cuando un mensaje es enviado, solo el receptor puede verlo –todo las demás personas, incluso el equipo de Chadder, ve el texto encriptado. John McAfee

Chadder es divertida y fácil de usar para tener una comunicación privada. Tan privada que no podemos verla ni nosotros. John McAfee

Chadder está aquí para demostrar que los jóvenes quieren privacidad tanto como los adultos. Lexi Sprague, fundador de Etransfr

 

La aplicación está disponible para Android y para Window Phone, y lo estará pronto para iOS.

Parece que la historia y el trabajo de sus creadores hacen de Chadder una promesa segura en el mundo de la mensajería instantánea, cuestión que cada vez más preocupa a los usuarios.

El caso de Whatsapp es un ejemplo de ello: tras la compra de la compañía por parte de Facebook hace dos meses los temores de los usuarios crecieron ante la posibilidad de que la red social utilizase sus datos para publicidad, viendo su seguridad y su privacidad en peligro. Jan Koum, uno de los creadores de Whatsapp, afirmó que el acuerdo no afectaría a su filosofía y que nada cambiaría con respecto a ello. “Por encima de todo, quiero que entendáis lo profundamente que valoro el principio de las comunicaciones privadas”, comentó en el blog oficial de la empresa.

Ahora toca esperar si ambas aplicaciones móviles cumplen con la seguridad y la privacidad prometidas.