En vigor la nueva Ley de los Derechos de los Consumidores a la que hay que adaptar el comercio electrónico

El viernes pasado, día 13 de junio, entró en vigor la nueva Ley Nacional sobre los Derechos de los Consumidores. Su objetivo es establecer un marco legal homogéneo en los países europeos que facilite los procesos de internacionalización.

Esta normativa, entre otros fines, viene a adaptar el comercio electrónico  a los términos europeos. Los principales cambios son los siguientes:

– Mayor información para el consumidor: el empresario tiene que dar toda la información posible al usuario de manera clara y comprensible, tal como precios, condiciones del servicio, gastos, etc. antes de realizarse el contrato.

– Mayor plazo para efectuar una devolución o una cancelación: el nuevo plazo es de 14 días naturales; antes era de 7.

– No podrá hacerse un cargo adicional al consumidor si antes él no ha dado su consentimiento. Si esto ocurre, el usuario tiene derecho a que la empresa le reembolse la cantidad añadida.

 – Al realizar el pago, el consumidor debe ser consciente de ello, por lo que el botón de compra tiene que tener un término de acción claro, como “Comprar”, “Realizar la compra”, “Pagar”, “Realizar el pago”, o similar.

Hace unos meses os presentamos en el blog el proyecto de reforma de la Ley. Ahora ya la normativa está aquí, y tanto los nuevos sitios web de comercio electrónico que se creen como los ya creados deben adaptarse.