CMS: Joomla, WordPress, Drupal… ¿Qué es esto?

joomla-drupal-wordpress¿Tienes una página web que va a estar cambiando continuamente y necesitas contenido versátil y dinámico? Pues, sin duda, un CMS es la opción ideal para ti.

¿Por qué? Su gran ventaja es que, sin tener conocimientos avanzados de desarrollo web, se pueden diseñar espacios web y modificar el aspecto y contenido de los mismos de forma muy sencilla.

CMS son las siglas de Content Management System, que se traduce directamente al español como Sistema Gestor de Contenidos, y, como su propio nombre indica, es un programa que sirve de plataforma para crear y administrar los contenidos de un espacio web.

 

Aspectos fundamentales que debes conocer sobre CMSjoomla-drupal-wordpress

A nivel operativo de trabajo dispone de dos partes: La web pública, que es la página tal y como la ven las personas que acceden a ella, y la web privada, que es la parte interna de trabajo a la que solo puede acceder un usuario identificado introduciendo una contraseña en el navegador.

Según nuestro perfil y los permisos que tengamos para realizar cambios, podemos, mediante unas páginas de uso interno, actualizar el contenido de la web pública. Incluso, con un permiso específico, disponemos de un panel de control para cambiar la configuración del sitio, el diseño, los usuarios del sistema, etc…

Un CMS se caracteriza porque su estructura técnica de tres capas diferenciadas e independientes (base de datos, programación y diseño web) hace posible trabajar a la vez sobre cada una de ellas sin afectar a las otras.

Por ejemplo, en pocos minutos instalando o cargando una nueva plantilla de diseño se puede tener una web completamente diferente visualmente con el mismo contenido que la anterior. Asimismo, se pueden incluir o eliminar datos, imágenes, texto o links sin que afecte al resto del contenido o la estructura general de la página y sin utilizar un lenguaje de programación avanzado.

 

Los CMS más utilizados

Ahora que conocemos qué es un gestor de contenidos y su estructura base, vamos a explorar algunos de estos sistemas. Los más utilizados y populares dentro del mercado son:

Joomla!

Es un CMS de código libre y gratuito, creado en el lenguaje de programación PHP. Es menos simple que otros sistemas pero sus funciones permiten agregar más punto de calidad integral a los trabajos. Joomla! funciona de la siguiente manera: Cuando un usuario pulsa en nuestra dirección web, el índice inmediatamente redirige a la plantilla principal que estamos usando y a su vez aparecerán los módulos específicos que originalmente se encuentren en el directorio.

Igualmente sucede con los componentes. Ambos, módulos y sus componentes, pueden personalizarse con opciones de configuración particulares, ya que cada módulo y componente tiene sus parámetros en un archivo independiente.

 

WordPress

Es el CMS para la creación de blogs por excelencia, pero también resulta muy útil como gestor de un sitio web. Como Joomla!, está creado en PHP y es gratuito. Para manejar WordPress necesitas conocer un par de palabras clave: Themes: Elige una plantilla y adáptala a tu gusto sin tener que modificar el código original, para que así se pueda actualizar si sale alguna nueva versión del software o si arreglan algún bug (deficiencia en el sistema).

Widgets o Plugins: Son ‘extensiones’ que ofrecen funcionalidades añadidas a tu página web y que habitualmente se colocan en alguna de las barras laterales del sitio. Por defecto, WordPress incluye algunos para mostrar tu listado de enlaces, un calendario o los últimos artículos/comentarios, pero lo más interesante es que hay muchísimos plugins por Internet que te ayudarán a añadir nuevas funciones que pueden interesarte.


Drupal

Popular, gratuito y ‘open source’, es decir, tiene licencia de software libre. Está creado en PHP y una de sus posibilidades es que se pueden utilizar varias bases de datos distintas, por defecto MySQL. Para trabajar el contenido, Drupal agrupa los distintos elementos como nodos (unidades de información básicas), ya sea una página con contenido estático, una imagen, un vídeo, etc.

Esto permite que a cualquier tipo de contenido se le pueda asociar de forma individual una serie de atributos comunes para, por ejemplo, llevar cualquiera de estos objetos a la página principal o permitir comentarios -o no- sobre cada uno. Todos los nodos y bloques se pueden ordenar desde el panel de administración, formando así la estructura base del sitio a nuestro gusto. La administración de un espacio web en este sistema se hace a través de roles, y cada rol implica una serie de permisos y accesos.

El auge de los CMS por su utilidad y simplicidad en el desarrollo web ha propiciado la aparición de muchos sistemas similares para la gestión de contenidos online. Así que, si no te convencen los programas anteriores o no se adaptan a lo que necesitas, te enlazamos otras sugerencias.