PTA colaborará en la construcción de un edificio sin CO2

Tres parques tecnológicos españoles, junto a la Fundación del Hidrógeno, participan en un proyecto europeo que pretende construir un edificio que no emita CO2 a la atmósfera.

La iniciativa se ha presentado oficialmente en Huesca coincidiendo con la Semana Europea de la Energía Sostenible. Uno de los objetivos del ´proyecto Zero-Hightechpark´ es potenciar el consumo del hidrógeno como combustible y desarrollar un sistema de energía fotovoltaica que, en combinación con este elemento, satisfaga las necesidades energéticas de los inmuebles. Con ello, se pretende aumentar la sostenibilidad de las regiones de los parques participantes, que se afanarán en alcanzar un modelo de gestión de la energía óptimo.

Para ello, tendrán en cuenta aspectos relacionados directamente con el medio ambiente, como el transporte y las energías renovables, entre otros.
Según ha explicado la directora del Departamento Internacional del Parque Tecnológico de Andalucía, Sonia Palomo, la iniciativa «tiene el objetivo de contribuir a la aplicación y al desarrollo de la política comunitaria en materia de medio ambiente».
Precisamente, las acciones se incluyen en la convocatoria Life, que financia la Comisión Europea y que es «el único instrumento financiero de la Unión Europea dedicado al medio ambiente».

El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) se encargará de elaborar un plan de comunicación para los cuatro años que durará el proyecto, en el que contemplan incluir material divulgativo y la organización de foros, conferencias y otros actos informativos. La difusión de estas acciones variará desde el nivel local hasta el europeo.

El recinto malagueño participa en el proyecto junto a Parque Tecnológico de Bizcaia y al de Walqa, en Huesca, donde se encuentra la Fundación del Hidrógeno, que lidera el proyecto. Palomo ha destacado que el PTA, que cumplió 17 años hace unos meses, asesoró al parque oscense hace tres años para facilitar su creación y que mantiene una relación estrecha con el recinto vasco, que es «el parque tecnológico más antiguo de España».

Fuente Opinión de Málaga