La campaña de marketing de un videojuego causa pánico en el mundo

La nueva campaña de marketing del videojuego “Splinter Cell” ha generado el pánico entre los ciudadanos. La campaña se desarrolló en diferentes locales de Nueva Zelanda, y generó un estado de alarma y pánico extremo, que derivó en denuncias y avisos a la policía, tras la aparición de un “agente especial” con una pistola en la mano apuntado contra los clientes y transeúntes de la zona.

Ante lo ocurrido la empresa representante del videojuego, Ubisoft, se ha pronunciado y se ha disculpado por el pánico generado, afirmando que no eran conscientes de las consecuencias que podían darse.