Programas para redimensionar imágenes

No es la primera vez que necesitamos redimensionar unas gran cantidad de imágenes y hacerlo una por una es una tarea bastante aburrida, es por esto que hay multitud de programas que te permiten redimensionar imágenes:

De forma online puedes trabajar con:

WebShotsPro, que tiene un servicio gratuito de generación automática de screenshots; y también ofrece planes premium (de pago) que eliminan algunas limitaciones como la cola de espera al realizar un thumbnail. Ofrece una API pública para desarrolladores.

Thumbalizr. Permite hacer capturas de sitios en distintas formas, desde toda la extensión del mismo hasta solo la “parte visible”. También es posible personalizar el tamaño del thumbnail a realizar antes de generarlo.

Con Fotosizer podemos redimensionar y comprimir un lote de imágenes de una sola vez y de forma automática, sólo tenemos que especificar un directorio completo, una imagen en particular, o bien seleccionar sólo las imágenes que queramos. La configuración es muy simple, hay que elegir el tamaño de salida de las imágenes, el formato que queremos, el directorio donde se guardarán, y alguna que otra opción que nos interese, lo demás es automático.

De forma local podemos trabajar con:

Web-Thumb. Un programa gratuito muy sencillo y básico, cuya unica función es la de realiar capturas de sitios web; solo es necesario indicar la URL del sitio y especificar el tamaño que deseamos para obtener el thumbnail.

ScreenGrab!. No se trata precisamente de una aplicación, sino de una extensión para el navegador Mozilla Firefox, y que permite -con unos cuantos clicks- realizar capturas de sitios web completos o solo de las áreas que seleccionemos. Sin demeritar a las demás opciones que aquí presentamos, este addon de Firefox se alza como la mejor opción.

Con Fotosizer podemos redimensionar y comprimir un lote de imágenes de una sola vez y de forma automática, sólo tenemos que especificar un directorio completo, una imagen en particular, o bien seleccionar sólo las imágenes que queramos. La configuración es muy simple, hay que elegir el tamaño de salida de las imágenes, el formato que queremos, el directorio donde se guardarán, y alguna que otra opción que nos interese, lo demás es automático.