¿Site para Móvil o una App móvil?

Esta pregunta se la plantean cientos de empresas que quieren desarrollar su estrategia de marketing orientada al mundo móvil, acercarse a su público objetivo y establecer una relación empresa-consumidor con el compromiso que esto le aporta en el sentido de consumo, ventas, fidelización y recomendación de nuestra marca y/o producto supone.

Desarrollar apps móviles es actual y «guay» que puede usarse para diversas acciones y construir una fuerte e interactiva relación con el usuario. Desarrollar un sitio móvil debería ser el primer paso para establecer la presencia móvil.  ¿Cuál elegir? ¿Qué es lo mejor? Veamos a continuación algunas diferencias:

Sitios móviles

– son accesibles de forma inmediata

– son compatibles con todos los dispositivos móviles (o deberían serlo)

– son fáciles de encontrar y usar

– las urls se pueden compartir entre usuarios y guardar en favoritos.

– no pueden ser borradas

– son fáciles y baratas de desarrollar

– son fáciles de mantener y no requieren necesariamente mucho trabajo extra

– pueden tener catálogos de productos, contenido y opciones de compra

 

Apps móviles

– Se requiere descarga e instalación

– hay diferentes versiones para cada dispositivo

– están sometidas a restricciones de la tienda de apps

– no es posible compartirlas con otros usuarios

– la mayoría de las apps se elimina o borran a los 30 días

– son más caras y requieren tiempo

– requieren actualizaciones y adición de nuevas funcionalidades

– integran avanzadas y útiles funcionalidades

 

¿Qué elegir entonces?

 

La respuesta dependerá directamente de la orientación que se quiera llevar a cabo:

 

1. desarrollar un sitio móvil tiene que ser el primer paso de introducción a la industria

2. no tiene sentido desarrollar una app antes que un sitio móvil

3. los sitios móviles pueden alcanzar audiencias más amplias, posicionarse en buscadores y ser compartidas en redes sociales.

4. es más fácil enviar tráfico a landing pages móviles que apps

5. si realmente buscas integrar nuevas funcionalidades, deberías contemplar desarrollar una app.

6. si tu nicho o tu público objetivo interactúa y está relacionado con el mundo de los juegos, deberías contemplar desarrollar una app

7. si vas a aportar algo que no requiere conexión de Internet, deberías contemplar desarrollar una app.

 

Lo que elijas finalmente, dependerá de tus objetivos, qué vas a proveer y donde se encuentra tu audiencia.