Glosario de términos: CPM, CPC, CPL…

Nos encanta la publicidadEl regreso de las vacaciones nos ha devuelto a la realidad, pero también nos ha traído importantes eventos de Marketing Online a los que hemos asistido y de los que hemos aprendido numerosas lecciones que afortunadamente podemos compartir y poner en práctica con nuestros clientes.

De estas lecciones queremos compartir determinadas formas de pago, algunas con las que estamos más familiarizados, pero otras, que aunque no son nuevas abren en el mundo de Internet un nuevo horizonte, nuevas formas de comercializar los productos y las cuales se personalizan y adaptan a las necesidades de cada empresa de forma inaudita.

Indicadores de rendimiento de una campaña:

CPM:

Coste por mil impresiones, es el formato que utilizan grandes medios y sites, donde la publicidad se comercializa a un coste por cada mil impresiones.

Ventajas:

Suele ser muy barato, suele utilizarse para campañas de branding donde el objetivo es la exposición de la marca o del producto.

Desventajas:

Alta exposición ya que no se orienta hacia la interacción del usuario con la campaña, es probable que invirtamos miles de euros en una campaña que no ha conseguido un sólo clic.

 

CPC:

Coste por Clic, Adwords siempre se ha basado en este tipo de formato. Pagar por cada clic obtenido. Un formato inteligente si se sabe explotar.

Ventajas:

Se pagan por visitas. Paso inicial, pero es importante saber qué hacer con la visita una vez conseguida y orientarla a la venta.

Desventajas:

Si no se aprovecha adecuadamente, se puede perder el clic, la visita y cualquier negocio con el usuario.

 

ECPC y DCPC:

Esta es una evolución del Coste por Clic, gestionada habitualmente por redes de afiliados donde la red optimiza la campaña calculando el coste por clic y orientando la campaña al objetivo de la empresa.

* Para explicar este concepto tenemos que hacer un descanso y hablar del coste por objetivo de una empresa. Éste se calcula conociendo cuanto cuesta cada cliente que compra a la empresa, cuanto cuesta su adquisición, y además, es importante conocer el ingreso económico que este usuario produce en la empresa. Hay que calcularlos de forma que conozcamos de cerca cuanto podemos permitirnos gastarnos en la adquisición de un cliente para monitorizar la rentabilizar de una campaña y no gastar dinero en vano.

Ejemplo:

Así, si la empresa, por ejemplo comercializa software y a través de sus estudios ha establecido que cada cliente le cuesta 50€ es importante en campañas basadas en ECPC y DCPC, controlar que se consiga ese coste como si de una campaña CPL se tratara.

Beneficios:

Es una campaña orientada a objetivos, aunque éstos no se aseguran. El feedback y la optimización que aporta la red suele ser primordial para conseguir estos objetivos, lo cual permite un alto grado de aprendizaje y conocimiento del medio y como funciona.