Los elementos clave de la analítica web

La analítica web es un planteamiento estratégico en el marketig digital que permite medir a lo largo del tiempo distintos parámetros, útiles para conocer el comportamiento de los visitantes de una web. Esto es, una disciplina que ayudará a la empresa a definir una estrategia de negocio en función de los datos que lleguen a través del tráfico web. Ni más ni menos.

Para iniciarse como analista web es necesario conocer algunas palabras clave:

  • KPI (Key Performance Indicators): Son los indicadores principales de rendimiento del site, que dependerán del tipo de negocio web pero cuyo objetivo común es cuantificar el comportamiento dentro de la web.
  • Visita y visitantes: una visita es igual a una sesión, es el número de entradas a un sitio web con un tiempo máximo de inactividad de 30 minutos. Un visitante es igual a un usuario único, los usuarios diferentes que ha entrado en el sitio web durante un periodo de tiempo determinado.
  • Tiempo en la página web y tiempo en el sitio: en la página cuenta desde la llegada al momento que se salta otra, en el sitio es la hora de llegada hasta la hora de la visita a la última página antes de cerrar el navegador.
  • Tasa de rebote: porcentaje de visitas en el sitio web en los que se ha visto una sola página.
  • Tasa de salida o abandono: número de usuarios que abandona el sitio web desde una página determinada.
  • Tasa de conversión: resultados obtenidos entre el número de visitas o visitantes único.
  • Compromiso o engagement: tendencia a atraer la atención o un interés favorable. Se puede medir a través del tiempo en el sitio, frecuencia de visitas, suscripción a newsletter, RSS, recomendaciones…