El motor audiovisual de la estrategia digital de una empresa

El contenido está ocupando una posición estratégica dentro de las acciones de marketing y publicidad de las empresas, las marcas han entendido su importancia y por este motivo ofrecen a sus clientes lo que se conoce como branded content.

Antes no había alternativas a la televisión o al cine para difundir contenidos audiovisuales pero la explosión digital ha revolucionado la producción y difusión de material audiovisual y este ya no es exclusivo de un par de canales. Ahora los usuarios consumen más porque tienen un amplio abanico de contenidos para elegir pero también son más selectivos, así que las marcas que quieren llegar a través de la red a sus usuarios deben esforzarse por desarrollar formatos que además de ser relevantes transmitan sus valores.

El contenido audiovisual, además de servir como entretenimiento, les hace mejorar su visibilidad y la interacción con sus clientes, por eso las empresas le otorgan un papel preferente en sus estrategias de comunicación.

Claves:

  • Tanta importancia tienen las imágenes y el sonido como el texto que los acompaña, tanto en el título como en la descripción del vídeo o las etiquetas.
  • Variedad de idiomas, una exigencia propia de la globalización. Para ello hay muchas las posibilidades, como la traducción propia o los subtítulos.
  • No limitar la difusión a un solo canal. Moverlos en redes sociales, portales de contenidos y todo aquel espacio en el que sean conocidos.
  • Adaptarse a la narrativa de Internet, corta, aleatoria e interactiva
  • Formato optimizado para todos los dispositivos. Igual de importante es no cerrarse a ningún canal como ofrecer la posibilidad de visionar el vídeo en diversos formatos y calidades.