Design Thinking para tiendas online

que es el design thinking

¿Sabes qué es el Design Thinking? Descubre la metodología que ha ayudado a cientos de empresas a vender más dando soluciones innovadoras a los clientes.

Con la era digital se está empezando a oír más que nunca sobre el Design Thinking, una metodología que ayuda a las empresas a vender más aportando soluciones innovadoras al cliente. Se empezó a usar en los 70 pero con los años y tras el desarrollo digital se han actualizado y reinventado sus conceptos.

En Solbyte llevamos más de quince años haciendo diseño de tiendas online y es por eso que vemos conveniente dedicar este post a repasar qué es el Design Thinking y todos sus cambios hacia la era digital para que puedas aplicarlo en tu empresa. ¡Sigue leyendo para descubrir más!

Design Thinking, ¿qué es?

El Design Thinking pone el foco en el cliente en todos los aspectos, es decir, desde el diseño del producto hasta el punto de venta y su comunicación. Este método consiste en analizar y descubrir las acciones del usuario buscando un equilibrio entre lo tecnológicamente viable y rentable a nivel de negocio.

Deja a un lado la segmentación clásica en la que se divide a los clientes según factores socio-económicos y demográficos y parte de la empatía hacia el cliente para conseguir conocerlo de la manera más profunda posible.

No pretende generar nuevas necesidades al cliente, sino descubrir las que no están satisfechas por el mercado incluso si él no es aún consciente de ellas. Es decir, anticiparse a sus necesidades y ofrecerle soluciones que las complete antes de que el cliente haya generado ciertas expectativas.

En términos generales, el principal objetivo del Design Thinking es crear conocimiento de marca, ganar espacio en el mercado y aumentar los ingresos. Es una metodología muy útil durante el proceso de diseño de tienda online, ya que si estás empezando tu negocio o quieres lanzar nuevos productos te ayudará a probar cualquier aspecto de tu ecommerce antes de lanzar un producto o servicio al mercado.

¿Cómo funciona el Design Thinking?

Ahora que sabes qué es el Design Thinking, pasemos a explicar cómo se aplica. Está metodología está formada por 5 fases:

Empatía

La empatía significa ponernos en la piel del cliente y saber el por qué de sus reacciones, cuáles son sus necesidades, qué busca, cuál es su entorno… De esta forma podremos conocer su mundo y encontrar necesidades que no estén cubiertas para pensar posibles soluciones.

En este paso debemos ser objetivos sin dejarnos guiar por juicios de valor ni sesgar las hipótesis en base a nuestra experiencia personal para poder hacer el ejercicio correctamente.

Algunos métodos eficaces para conocer a los usuarios son:

  • Workshops con diferentes dinámicas en las que los participantes puedan dar su opinión sobre sus expectativas, puntos fuertes y débiles, detectar mejoras…
  • Entrevistas en profundidad a usuarios de la tienda online para saber qué aspectos le gustan más, qué cosas mejorarían y qué problemas han tenido.

Definir

Tras recopilar toda la información, pasamos a filtrar la más valiosa y útil para nuestro proceso de Design Thinking. Podemos emplear dos técnicas:

  • Punto de vista: centrarse en la solución de los problemas desde los usuarios y en sus puntos de vista.
  • Insights: identificar las oportunidades para el negocio.

Idear

En esta fase damos paso a la creatividad para crear soluciones novedosas teniendo en cuenta las necesidades de los usuarios.

El mejor ejercicio es el brainstorming, el cual consiste en una reunión del equipo para poner ideas en común y generar tantas como sea posible. Durante este ejercicio se deben escribir todas las propuestas sin debatir ni juzgar, dejando que la reunión fluya un ambiente tranquilo y sin presión.

Prototipado

Consiste en el desarrollo del producto mediante bocetos, modelos, maquetas o prototipos para empezar a dar forma al producto y a su diseño.

Durante esta etapa es fundamental que los usuarios puedan testar los productos para poder cambiar los aspectos que fallan y realizar mejoras antes de que el producto se lance. También se puede pedir a los usuarios recomendaciones, sugerencias o comentarios.

Testing

Esta es la última fase y consiste en presentar a los clientes el prototipo final y analizar sus reacciones. De esta manera puede estudiarse qué mejoras deben llevarse a cabo, aprender más sobre el usuario y buscar otros puntos de vista.

Es conveniente que se siga pidiendo a los usuarios e incluso a familiares y amigos que cuenten su experiencia usando el producto o el servicio para conocer sus impresiones y si están satisfechos o no con el resultado.

Un método muy eficaz es el test de usabilidad para extraer conclusiones sobre la navegación, la funcionalidad del contenido, la disposición de los elementos en la pantalla y el diseño gráfico.

Ahora que ya sabes qué es el Design Thinking es tu turno para dar paso a la creatividad.

En Solbyte ayudamos a empresas en el proceso de desarrollo de tienda online. Si quieres crear tu propia ecommerce, nuestro equipo de desarrolladores te ofrecerá una asesoría personalizada para que des forma a tu proyecto. ¡Contacta con nosotros para más información!

Categoría:

Diseño Web
Solicita información

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Rellena este campo
    Rellena este campo
    Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
    Tienes que aprobar los términos para continuar

    Menú