Si es venta personalizada, es CRM

El concepto CRM (Customer Relationship Management) no acaba en una aplicación informática concreta, también hace referencia a la estrategia de negocio, enfocada a seleccionar y gestionar una relación con los clientes para optimizar su valor a largo plazo.

Por tanto, hablar de CRM es hablar de marketing relacional y todo lo que implica: Interactividad, personalización, memoria, receptividad, valor del cliente, B2B… En definitiva es hablar de dar al cliente un servicio con valor añadido gracias a una estrategia basada en escucha + conocimiento y el apoyo de un software especializado.

 

El resultado es:

  • Del anonimato a la relación. Aumento de información sobre los clientes
  • Efectividad. Reducción del ciclo de venta
  • “Cross-selling” o venta cruzada. ¡Soluciones!
  • Empresa equipo. El CRM se nutre de la información de comerciales, técnicos, directivos…
  • Campañas dirigidas con más probabilidad de éxito
  • Visión 360º del negocio. Evaluación de objetivos.

El mayor beneficio de un CRM es poder conocer a cada cliente y ganar su lealtad.

crm2