4 test de usabilidad para comprobar si tu web funciona

¿Quieres saber en qué consiste un test de usabilidad, cómo puedes llevarlo a cabo y cómo benefician a tu página? ¡Te lo contamos en este artículo!

Es imposible negar la importancia que tienen las páginas webs de las empresas. A día de hoy se hace imprescindible contar con un diseño web profesional. Son la carta de presentación y, en la mayoría de los casos, la primera etapa de un embudo de ventas para conseguir que un usuario finalmente se convierta en cliente.

Para conseguirlo es imprescindible contar con una página que siga las tendencias web y esté actualizada. No únicamente en un aspecto estético, sino también en cuanto a su funcionamiento. Nuestro objetivo será ofrecer la mejor experiencia posible al visitante.

Es entonces cuando se hace necesario realizar un test de usabilidad en una página. Si quieres saber en qué consiste y cómo puedes hacerlo, ¡sigue leyendo!

¿Qué es un test de usabilidad?

Cuando hablamos de la usabilidad, nos referimos a la facilidad con la que un producto puede utilizarse. En cuanto a las webs, esto abarca desde la experiencia del usuario hasta la sencillez con la que se puede lograr un objetivo en ella y que puedan navegar sin ningún tipo de inconveniente.

Gracias a los test de usabilidad podemos evaluar la experiencia del usuario al navegar por una página.

Para realizar estas pruebas, es necesario contar con un grupo que servirá como representante de los usuarios. A estos participantes se les pedirá que realicen una serie de acciones en nuestra página y posteriormente nos den una valoración.

De esta forma, marcarán las posibles dificultades que puedan encontrarse y, por tanto, sabremos qué puntos debemos mejorar. Estas pruebas que se pueden pedir a los participantes pueden ir desde que realicen una compra en una web hasta que se suscriban a una newsletter, y que nos reporten las dificultades que han podido encontrar en el proceso.

4 test de usabilidad sencillos para poner en práctica en tu web

El test de los cinco segundos

Hay estudios que establecen que un usuario, al aterrizar en una nueva página web, tarda una media de 8 segundos en hacerse una primera impresión del sitio.

Esta primera impresión puede ser clave para que un cliente decida si se queda en una web o no. Si se aporta confianza o, por el contrario, si el exceso de elementos les resulta apabullante.

Este test de los cinco segundos, como su propio nombre indica, consiste en enseñarle durante este tiempo una página a un usuario que nunca antes la haya visitado.

Después, pasaremos a hacerle una serie de preguntas. Aunque las respuestas que nos darán serán un poco vagas, pueden servirnos de gran ayuda: qué le ha transmitido, qué impresión le ha dado…

A esto podemos añadirle un test A/B. Consiste en enseñarle dos versiones de nuestra misma página, y que se decante por la que mejor impresión le ha causado en estos primeros cinco segundos. No hace falta que ambas versiones sean completamente distintas, sino que simplemente pueden variar en pequeños aspectos.

Pruebas moderadas

Teniendo a un grupo cerrado de participantes, les dictamos una serie de acciones que deben realizar en nuestra página. Será necesario contar con un moderador que sirva de guía y pueda resolverles dudas. Además, será importante que esté pendiente a las reacciones de los usuarios. De esta forma conseguimos probar funcionalidades específicas de nuestra web.

La página desenfocada

Para comprobar que la jerarquía y estructura de nuestra web funciona correctamente, este test de usabilidad es sumamente sencillo y útil.

Consiste en hacer una captura de pantalla de nuestra web y desenfocar después la imagen. Así conseguiremos dejar de prestar atención a los contenidos para ver con mayor claridad los bloques que componen nuestro sitio y cuáles destacan más sobre otros. Y, por supuesto, si los que destacan son los que nos interesan.

Test libre

En este tipo de test de usabilidad damos total libertad de navegación al usuario. Puede ser muy interesante, siempre y cuando le hagamos las preguntas correctas posteriormente acerca de cuál ha sido su experiencia. De esta forma sabremos qué tenemos que corregir.

Lo más importante antes de comenzar es contar con un diseño web creado por profesionales, que conozcan las necesidades de tus usuarios y cómo hacerles la experiencia lo más satisfactoria posible. En Solbyte somos expertos en servicios informáticos y diseño web. ¿Quieres que tu página web conquiste Internet? ¡Contacta con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *